Visitas guiadas por Kathmandu

- porque no hay una única manera de ver las cosas -

Nepal - Actividad de un día

Aunque Kathmandu es fácil de visitar en taxi, también os podemos llevar a hacer una visita con vehículo privado y un guía de habla inglesa o española. Intentamos huir bastante de los típicos rollos de épocas históricas, y nos gusta más que preguntéis por lo que más os interesa de cada lugar o lo que despierte vuestra curiosidad.

Todo el día o medio día

Origen y final en Kathmandu

Guía en inglés o español

 

Las visitas que os contamos aquí son de un día entero, pero también pueden ser sólo de mediodía, y naturalmente hay muchas opciones diferentes de visita guiada por Kathmandu, que es una ciudad lo suficientemente interesante como para tener muchos lugares y diferentes entre si.

Podéis diseñar vuestra propia visita guiada, o os ayudamos a diseñarla de acuerdo con lo que queráis. Tenéis información sobre bastantes sitios en nuestra web, que pueden ayudaros a decidir, no sólo estas visitas, sino además un viaje propio por Nepal.

Las dos opciones que os contamos aquí se pueden combinar entre ellas, pero también se pueden combinar con una visita a Bhaktapur, aunque recomendamos dedicar un día relajado en Bhaktapur, o Patan, donde una buena opción sería por ejemplo visitar Pashupatinath y Bouddha por la mañana y Patan por la tarde y noche, ya que la plaza Durbar de Patan ha quedado muy bonita con las luces que han puesto después de los trabajos de restauración.

Muchos hacen las vistas bastante rápido, la típica visita de grupo turístico, pero nosotros siempre las hacemos mucho más relajadas y, de hecho, el ritmo lo marcas tú, porque no sólo se trata de ver los sitios en sí, sino sobre todo de sentir su entorno, la gente que los visita, que vive y de dejarse seducir por cada atmósfera diferente.

Esta opción es la que se acerca más a la visita clásica, pero no por ello deja de ser interesante, al contrario, creemos que estos tres lugares son imprescindibles si vienes a Kathmandu. Muchas agencias pueden hacer este recorrido en una mañana, pero nosotros dedicamos un día entero. Se puede hacer en sentido inverso, pero entonces hay que levantarse temprano, y como para la mayoría de nuestros viajeros dejamos Kathmandu para el final, preferimos no hacerlos madrugar tras un trek o de un viaje por Nepal.

 

Primero iremos a Swayambhunath, conocido también como el templo de los monos por motivos obvios. Swayambhunath se encuentra encaramado en una colina que domina la ciudad y accederemos a él por las pendientes escaleras de acceso. Swayambhunath es sobre todo su estupa, la segunda más grande de la ciudad, pero es todo un conjunto de templos hinduistas y budistas en una muestra del sincretismo religioso que encontramos a menudo. Es un espacio que se extiende más allá configurando el Amideva Park, y vale la pena pasear hasta llegar a la puerta que da al Ring Road (circunvalación) donde hay tres grandes figuras del Buda.

 

Nos desplazaremos a Bouddha donde tendremos un rato para comer donde queráis. Hay muchos restaurantes de todo tipo con vistas a la estupa desde sus terrazas. Como nuestro ritmo siempre varía, podéis comer antes de pasear por Bouddha o después.

Bouddhanath, o simplemente Bouddha, es la gran estupa que se ha convertido en motivo iconográfico de Nepal con derecho propio. La estupa de Bouddha se encuentra dentro de una gran plaza más o menos redonda con algunas tiendas, cafés y restaurantes. Los fieles caminan rodeando la estupa en el sentido de las agujas del reloj, así que os podéis animar a hacerlo y aprovechar para hacer girar algunos -¡no todos! – de los 108 molinos de oración que la rodean. Se puede acceder a los diferentes niveles exteriores de la estupa entrando por una puerta que veréis claramente, y se puede observar desde los balcones y terrazas del templo de Guru Lhakhang. Pero Bouddha es mucho más, es todo un barrio que concentra la comunidad tibetana en Kathmandu, con tiendas con parafernalia para los templos budistas y un buen número de monasterios, muchos de los cuales se pueden visitar libremente. Pasearemos un poco por los alrededores.

 

De Bouddha a Pashupatinath se puede ir caminando en un paseo de unos 40 minutos por callejuelas donde no encontraréis muchos turistas. Iremos bajando para cruzar el río y entrar un poco como por la puerta trasera de Pashupatinath, donde hay unos templos algo derribados y unas escalinatas que suben a la colina donde veréis templetes de todo tipo, y donde se instalan algunos «Sadus» y astrólogos, para bajar luego hacia la zona del templo principal.

Pashupatinath es el templo hindú más sagrado y más importante en Nepal donde se realizan las cremaciones en los ghats sobre el río sagrado (y contaminado) Bagmati. Sed respetuosos y prudentes tanto en cuanto a vuestra conducta como a la realización de fotografías. Esto no es un espectáculo. Es a última hora de la tarde o a primera hora de la mañana cuando este sitio concentra su mayor actividad local y cuando se puede respirar su auténtica atmósfera, nada que ver con la del resto del día cuando llegan los grandes grupos de turistas.

 

 

EL PRECIO INCLUYE
·       Vehículo privado

·       Guía local de habla inglesa o española

·       Entradas a los monumentos indicados

 

EL PRECIO NO INCLUYE
·       Comida

·       Bebidas frías o calientes ni cualquier necesidad de tipo personal

·       Propinas al staff

Esta es una ruta realmente diferente por Kathmandu. No recorre ninguno de los puntos de atención turística de la ciudad y, sin embargo, o quizá por eso mismo, es un Kathmandu más «real» o, mejor dicho, se acerca más al Kathmandu de sus habitantes.

¿Qué hemos querido ofrecer al diseñar este itinerario? La mayoría de las veces cuando visitamos una ciudad nos guiamos por sus principales puntos de interés. Esto es normal, y naturalmente no solemos disponer, por desgracia, de tiempo infinito para pasear por todas partes, descubriendo cosas interesantes a veces … a veces no. Pero naturalmente todos somos conscientes de que una ciudad no es sólo sus monumentos. Una ciudad es sobre todo su gente y aquellos espacios que les son afines: los rincones por donde pasean, donde compran, donde se relacionan, donde trabajan. Y por supuesto no hay sólo una ciudad, hay infinitas y se solapan entre ellas.

Kathmandu es una ciudad en constante evolución y por eso este itinerario es flexible y se adapta a la realidad del momento. Parece que, tras los potentes terremotos de 2015, la ciudad ha recobrado un nuevo impulso, una nueva energía. Una clase media está emergiendo con fuerza y ​​esto produce un efecto muy interesante en la ciudad. Si hasta ahora la mayoría de las tiendas o restaurantes que cuidaban más su apariencia, su oferta, su servicio o la limpieza lo hacían en vista al mercado turístico mientras que para el público local parecía que no había que hacerlo, ahora hay un cliente local que aprecia cada día más restaurantes cuidados con gusto, comidas diferentes, calidad en servicio, etc.

Naturalmente esto no es así de una manera absoluta, lo hemos simplificado y tampoco vamos a valorar aquí esta realidad, pero sí os queremos acercar a este nuevo Kathmandu que se está consolidando junto y mezclado con el Kathmandu más tradicional, y generando un Kathmandu más poliédrico. Saltaremos de la ciudad popular a los lugares de más «alto standing», y lo hemos intentado hacer de una forma asequible a una jornada de ruta donde todos los desplazamientos conllevan su tiempo.

 

Nuestra ruta comienza a media mañana. Os recogeremos en vuestro alojamiento para dirigirnos a un Centro Comercial, un «Mall». Desde que hace ya años se inaugurara el Kathmandu Mall, los grandes centros comerciales han ido proliferando y se han ido modernizando cada vez más. El City Centre, o el Civil Mall, ambos cerca de Thamel, aún conservan cierta idiosincrasia nepalesa con su arquitectura y tiendas peculiares.

 

Después de esta visita podemos pensar en comida, ya sea cerca del Mall o de camino.

A medida que nos alejamos de los barrios centrales, se hace más evidente la arquitectura dominante de buena parte de la ciudad. Casas individuales de media altura, muchas de ellas unifamiliares, que han ido creciendo sin un orden urbanístico claro, por lo que las calles suelen ser estrechas y laberínticas. Naturalmente Kathmandu crece hacia el exterior, y es en toda esta amplia franja donde aún encontramos pequeñas explotaciones agrarias, que pasan de pequeños campos de cultivo aislados entre parcelas, hasta explotaciones más grandes de arroz, maíz, o diferentes variedades de verduras, muchas de las cuales se venden en las tiendas cercanas. Esto es Km-0 real. Visitaremos una de estas explotaciones, a ser posible una que incluya la producción de setas, una actividad bastante interesante, pero la elección dependerá un poco de la época del año y el estado de la producción.

 

Al sur de Kathmandu, casi junto al río Bagmati cerca del límite con Patan se encuentra un conjunto de templos que conocemos como Teku, aunque cada uno tiene su propio nombre. Estos templos no salen en las guías, no atraen tour operadores y son poquísimos los turistas que tropiezan por aquí. Son un bonito ejemplo de la cotidianidad de un templo entre los muchos que pueblan la ciudad diseminados aquí y allá. Visitaremos este templo ya a última hora de la tarde, ya que suelen ser los momentos de mayor interés. El amanecer y el atardecer son las horas más señaladas, y mucha gente hace una breve parada en los templos de vuelta a casa. Pero estos templos no tienen ritual, ni horarios, así que tal vez un día encontramos un grupo familiar, y al día siguiente no hay nadie. Si disponemos de tiempo pasearemos un poco hacia el río donde se encuentran otros recintos adyacentes, y de paso tomaremos un poco mejor el pulso de un barrio popular de la ciudad.

 

Ya sólo nos queda la cena, que incluimos en este recorrido. Nos podemos desplazar a alguna de las zonas «chick» de la ciudad, que varían de vez en cuando. Una elección podría ser las galerías Baber Mahal Revisited, un antiguo edificio remodelado que incluye diferentes tiendas, un par de pequeños hoteles, cafés y restaurantes. Este es un claro ejemplo de los lugares que ahora empieza a disfrutar la clase media-alta de Kathmandu, normalmente gente joven o de mediana edad con un poder adquisitivo alto. Lo que hace unos años era prácticamente sólo para turistas o residentes extranjeros, cada vez más lo es para el cliente local y eso es una buena noticia para el país.

 

EL PRECIO INCLUYE
·       Vehículo privado

·       Guía local de habla inglesa o española

·       Cena en el restaurante escogido

 

EL PRECIO NO INCLUYE
·       Bebidas frías o calientes ni cualquier necesidad de tipo personal

·       Propinas al staff

Como ves, aquí NO tenemos el clásico botón de «reserva ahora» y tampoco estamos en plataformas de venta online por el mismo motivo: NOS GUSTA HABLAR CONTIGO.

Contacta con nosotros para obtener el dosier completo de este itinerario, pídenos toda la información que necesites y haznos todas las preguntas que te surjan.