Sikkim y Darjeeling

Desde la cumbre de la tercera montaña más alta del mundo, el Kanchendzonga de 8586m de altitud, hasta caudalosos ríos que rugen en el fondo de profundos valles. Desde paisajes alpinos llenos de flores y prados entre agrestes montañas, a densos bosques subtropicales. Todo ello envuelto en un intenso verde y donde las nieblas matinales crean decorados espectaculares entre sus más de 200 monasterios budistas de estilo tibetano. Esto es Sikkim, el primer estado orgánico del mundo.

Situado, junto a Darjeeling, en esta pequeña cuña entre Nepal, Tíbet y Bhutan, Sikkim fue el último estado en formar parte de la confederación india y sigue manteniendo una fuerte personalidad. Las poblaciones se encuentran a cierta altura, muchas veces en pasos entre dos valles, lejos de los ríos caudalosos e imprevisibles, de manera que todas ellas cuentan con impresionantes vistas. Carreteras tortuosas, pero en buen estado, se abren camino por estos valles y montañas, donde a veces hay que descender hasta el profundo valle para cruzar al otro lado del río y ascender nuevamente hasta encontrar ese destino que veíamos tan cerca desde nuestro punto de partida. Y es que como ya habéis adivinado, la orografía de Sikkim y Darjeeling es complicada y, aunque Darjeeling pertenece al estado de Bengala Occidental, tiene una orografía, un paisaje, una población y una economía mucho más parecida a Sikkim que no a las llanuras fluviales de Bengala que se abren poco más al sur.

En definitiva, Sikkim y Darjeeling comprenden un viaje culturalmente singular, en un territorio propio, ni tibetano ni hindú, y con una naturaleza espectacular y sorprendente. ¡Ah! y sin olvidarnos del te, con dos de las áreas de producción de esta bebida tan internacional más reconocidas del mundo.

Visado de entrada en India

Para obtener el visado vuestro pasaporte debe tener una validez de seis meses desde la salida de vuestro país. Leeros bien la información que facilita el gobierno de la India o la embajada en las direcciones web que os facilitamos, ya que la información que os escribimos aquí es solo una breve referencia.

Actualmente todo el proceso para obtener el visado a India se puede realizar online, de manera que no hace falta enviar el pasaporte a la embajada en Madrid. Los pasos a seguir para este procedimiento están claramente explicados aquí en inglés indianvisaonline.gov.in/visa y solo necesitáis disponer de un escáner del pasaporte en pdf, una fotografía tipo carnet en formato jpg y una tarjeta de crédito para poder pagar. Para los ciudadanos españoles o de Andorra el coste es de US$ 48 más los trámites bancarios. Recibiréis el resguardo del visado por correo electrónico y deberéis formalizarlo a la llegada. Podéis hacer la solicitud online entre un mes y cuatro días antes de vuestra llegada a la India.

Para los que prefiráis hacerlo vía la embajada de Madrid los trámites los realiza una agencia llamada Arke BLS Center, es la única autorizada y cuesta unos 88,50€. También deberéis rellenar el impreso online y enviar una copia impresa juntamente con toda la documentación requerida y vuestro pasaporte. Leer con cuidado y atención toda la información que tenéis en español en su sitio web en la dirección www.indiavisados.com

Permiso de entrada a Sikkim

Debido a su especial ubicación teniendo frontera con Nepal, Bhutan y, especialmente, China, Sikkim es una zona restringida que requiere un permiso especial llamado «Restricted Area Permit (RAP)» o «Inner Line Permit». Este permiso es gratuito y nos encargamos de tramitarlo.

Siempre será conveniente que llevéis en vuestro equipaje unas cuantas fotografías tamaño carnet y fotocopias del pasaporte.

Además, hay algunas zonas de su territorio que no pueden ser visitadas por extranjeros, como son el paso de Nathu-la con el Tíbet o el lago de Gurudongmar al norte, u otras como son el lago Tsomgo o la zona norte a partir de Singhik, en las que se requiere viajar a través de una agencia oficial.

 

IMPORTANTE: No olvidéis que hay que llevar siempre encima el pasaporte con el visado.

Dinero / divisas

La rupia es la moneda que se utiliza en India y, por supuesto, también en Sikkim. Por debajo de la rupia está la paisa, aunque como turistas raramente vais a ver estas monedas por debajo de la rupia.

Como es normal disponéis de oficinas de cambio en el aeropuerto. Hay agentes de cambio autorizados y algunas tiendas también cambian moneda, aunque no sea del todo legalmente. Nunca cambiéis en la calle. En los bancos el cambio suele ser mejor, aunque hay cierto papeleo. Como siempre mirar de guardar alguno de los recibos de cambio que os pueden pedir cuando queráis cambiar las rupias que os sobren al salir del país.

A parte de en Calcuta o en Delhi, en Sikkim hay cajeros automáticos básicamente en Gangtok por lo que, como es habitual, no confiéis todo el viaje a la disposición de metálico a través de cajeros automáticos, pueden no funcionar, o no admitir vuestra tarjeta, u otros problemas.

Sikkim es seguro, con raros casos de robos. Sin embargo, naturalmente contemplad las mínimas medidas de seguridad elementales. Solemos movernos con bastante cantidad de moneda en metálico sin problemas.

Propinas

Es normal dejar propina en la India y Sikkim y Darjeeling no son una excepción, aunque no es una obligación propiamente dicho. No hay reglas respecto a cuanto dejar de propina, pero os apuntamos aquí algunas indicaciones que podéis tomar de referencia.

En los hoteles se incluye un 10% de servicio, pero normalmente se deja algo de dinero en las habitaciones de los hoteles para el servicio de limpieza, sobre la cama o la mesita, unas 20 o 30 rupias. A los maleteros se suele dar entre 10 y 20 rupias. Como norma general los billetes de 10INR o 30INR son muy utiles para las propinas de pequeños servicios.

Para los guías y los chóferes se suele calcular entre 100 o 200 rupias por viajero y día, mientras que para los taxis (aunque raramente usaréis) se suele pactar un precio de recorrido por lo que no hay que dejar propina.

En los restaurantes se puede calcular entre un 10% o 5% de la factura o redondear el precio.

Telefonía

Prácticamente hay wifi en todos los establecimientos, pero si queréis ser más independientes y aseguraros tener conexión más frecuentemente, hay diferentes compañías que operan con tarjetas prepago para navegar con datos. Lo más sencillo para un viaje de estas características es adquirirlas en el aeropuerto, pero también hay muchas tiendas de telefonía con los mismos servicios y donde también encontraréis ayuda en caso que tengáis algún problema durante el viaje. Compañías como Reliance, Airtel, Vodafone, Aircel, Idea o BSNL ofrecen diferentes paquetes de conexión en 3G para 14, 21, 28 días, etc. a precios económicos.

La seguridad en India es un tema que no se toma a la ligera, así que hay estados fronterizos donde las tarjetas prepago de otros estados no funcionan. Si compráis vuestra tarjeta SIM en el aeropuerto de Calcuta, es decir, en Bengala Occidental, en principio no vais a tener problemas para que funcione correctamente en Sikkim, pero si la queréis adquirir en Delhi puede ser que no funcione en Sikkim. En cualquier caso, preguntad y aseguraros que tendréis conexión de datos, ya que las normativas pueden cambiar. Evidentemente vuestro teléfono debe ser «libre».

Como ya habréis imaginado, vais a necesitar llevar dos fotografías, fotocopia del pasaporte y del visado, fotocopia de vuestra residencia en vuestro país, que con la fotocopia del DNI o el carnet de conducir ya valdrá, y los respectivos documentos originales naturalmente.

Corriente eléctrica

El voltaje en India es de 230V 50Hz

Los enchufes son de tipo C, D y M y en algunos lugares, al igual que en Nepal, se instalan enchufes múltiples que aceptan varios tipos, incluyendo los de dos puntas redondas, lo que quiere decir que en principio no vais a tener ningún problema con vuestro formato europeo, ya sea de clavija fina o gruesa. A veces hay un interruptor por lo que comprobad que realmente llega corriente a vuestro dispositivo.

En muchas ocasiones habrá pocos enchufes, por lo que si tenéis que cargar más de un aparato (casi seguro que sí) llevar un «ladrón» o incluso mejor una pequeña regleta.

Estado de la ruta

Las carreteras en Sikkim suelen estar en buen estado, pero hay que tener en cuenta el territorio montañoso por el que nos movemos, así que en temporada de lluvias puede haber percances menores que retrasen o modifiquen el plan establecido y nevadas repentinas pueden cerrar algunas rutas al norte. Ponemos especial esfuerzo en verificar el estado de la ruta antes y durante el viaje, pero no siempre es posible obtener una información al momento.

Clima

Sikkim se encuentra en el área subtropical, pero al estar mayoritariamente en un entorno montañoso a cierta altitud su clima es más fresco, pasando de un ambiente tropical en el sur a un clima muy frío en el norte en pocos quilómetros. La proximidad del golfo de Bengala provoca humedad, con nieblas por las mañanas y lluvias abundantes de primavera a otoño, aunque su máxima intensidad se concentra, como es habitual, durante el monzón entre julio y septiembre, y cada vez más, octubre. Curiosamente la zona de Darjeeling es más fría que la de Gangtok, aun estando más al sur.

Los inviernos son fríos y en las poblaciones a más altura puede nevar ocasionalmente mientras que en la zona norte la presencia de nieve deja algunas rutas cerradas al tráfico. Podemos prever temperaturas entre los 0º y los 13º en la mayoría de las poblaciones.

La primavera es templada y fresca, con lluvias ocasionales y temperaturas que rondarán entre los 5º y poco más de 20º. Es quizás la mejor época para visitar Sikkim ya que tendremos oportunidad de disfrutar de las diferentes etapas de floración que ofrecen paisajes espectaculares.

Las temperaturas en otoño son parecidas a las de primavera, aunque con mínimas algo más templadas y máximas algo más bajas, y aunque tradicionalmente los cielos están muchos más claros, la verdad es que últimamente el monzón se va alargando provocando que los cielos en octubre no estén tan despejados como antaño.

Verano es la época del monzón, con lluvias más abundantes y temperaturas entre los 13º y los 25º. Aunque no sea su mejor época, es perfectamente factible viajar en Sikkim ya que suele llover con más probabilidad durante la tarde o noche. Es la época en la que podemos encontrarnos sanguijuelas por el campo y, aunque no son peligrosas a nivel de salud, sí son algo molestas. Usar abundante repelente de mosquitos, sobre todo en las piernas, ayuda a mantenerlas alejadas, o mezclar crema hidratante con abundante sal parece ser que también funciona bastante bien.

Equipo general recomendado

En función de los explicado anteriormente, lo ideal es vestir por capas y dependerá naturalmente de la época en que nos visitéis. Pensad que en las zonas del norte a partir de Lachung y Lachen pueden sorprender con bajadas de temperaturas pronunciadas en cualquier época del año debido a su altitud. También os recordamos que es una zona lluviosa, así que, seguro que usáis un paraguas, chubasquero o la prenda que más os guste para protegeros de la lluvia, y pensad también en el calzado más apropiado para ello, que sea práctico y cómodo pero que no se empape de agua a la primera.

Ni la mayoría de casas y tampoco muchos hoteles disponen de sistemas de calefacción generales y generosos, así que de noche puede hacer fresco, o incluso frío, por lo que una ropa de dormir cálida será interesante para los que seáis más frioleros. Pensad que podéis levantaros con 4ºC dentro de la habitación en invierno ¡no en verano! La humedad aumenta la sensación de frío.

 

Os aconsejamos algunas piezas para incluir en vuestro equipo personal y/o equipaje. Naturalmente la decisión final es vuestra:

 

  • Ropa a vuestro criterio y en función de la época y vuestra sensibilidad al calor y al frío. Atención a la lluvia y el calzado.
  • Una pequeña linterna será muy útil en unas calles poco (o nada) iluminadas de noche.
  • Recambio/s de baterías y regleta o ladrón para poder enchufar varios aparatos a la vez, recordad que hay pocos enchufes en las habitaciones.
  • Gafas de Sol y protección solar para la piel y los labios si vais a zonas de montaña. A mediodía el sol puede ser intenso en cualquier parte.
  • Pequeño botiquín, con tijeras, pinzas, tiritas, antiséptico, y un poco de las medicinas básicas: paracetamol, ibuprofeno, antihistamínicos y antidiarreico
  • Un pequeño costurero siempre te salva de un apuro
  • Algunas fotos tamaño carnet y copias del pasaporte
  • Si vuestro itinerario incluye trek o dormir en casas particulares un saco fino de tela os puede hacer sentir más confortables.

Comida

Sikkim es desde diciembre de 2015 el primer estado de la India declarado «orgánico», lo que significa que tras 13 años de trabajo, toda la producción agrícola de este pequeño estado es de producción orgánica. naturalmente no así los productos que vienen de fuera del territorio, pero sí que una buena parte de la comida que encontraréis en vuestro plato está libre de pesticidas y productos químicos.

Si bien naturalmente encontraréis comida india, Sikkim y Darjeeling poco tienen que ver con la India «tradicional» y su cocina está mucho más relacionada con Tíbet y Nepal.

En Gangtok y en Darjeeling encontraréis variedad de estilos y están bastante acostumbrados a tratar con occidentales, pero en el resto de las poblaciones más pequeñas esto se verá reducido y la comida será mucho más «local». Mejor que mejor, porqué viajar implica conocer, adaptarse, experimentar y probar. En realidad, la comida local tampoco es tan «exótica», no os espantéis, y los MoMos, ya sean de carne o vegetarianos, como al vapor o «a la plancha» os crearán adicción.

Las sopas de pasta tibetanas del tipo Thukpa son excelentes para pasar el frío, y más en estilo nepalí, el Dal-bhat, arroz con sopa de lentejas y verdura (a veces también carne) son la base de la comida tradicional. El Phakshapa, un cocido de carne de cerdo, forma parte también de la tradición culinaria del país.

Pero no se acaba aquí, diferentes platos de pasta y arroz, patatas -como el Alu Dum-, huevos, y variedades de chapatis y panes indios o tibetanos se encuentran fácilmente.

En Darjeeling quizás notéis algo más de presencia de cocina bengalí, y son famosas sus naranjas, que recolectadas en noviembre y diciembre difícilmente encontraréis fuera de la zona.

Los «pickles» son potentes, muy picantes, y si bien los platos no son tan especiados como en otros lugares de India, sí pueden ser demasiado picantes para nuestro paladar, así que si sois sensibles podéis pedir que os cocinen menos picante. Los locales comen directamente los chiles crudos durante la comida, como acompañamiento, aunque es una experiencia algo dura para un occidental.

Sanidad

No existe actualmente ningún requisito médico y de vacunas para entrar ni en India ni en Sikkim siempre que no se haya visitado un país con fiebre amarilla. Sikkim y Darjeeling son áreas relativamente seguras a nivel sanitario.

Hay farmacias donde podéis encontrar la mayoría de los medicamentos básicos que podáis necesitar en vuestro viaje, aunque necesitaréis saber el nombre genérico. Son medicinas mayoritariamente fabricadas en India, seguras, a buen precio y que se venden por «blísters», no por cajas.

Toponimia

Los topónimos pueden variar en su escritura entre el dossier, los mapas, etc. Esto se debe a que el nepalí es un idioma que se escribe a partir de su pronunciación y que tiene muchas consonantes, vocales y tonos, por lo que es habitual que la misma palabra se escriba de forma diferente en nepalí según el lugar, diferencia que se mantiene aumentada y corregida en la grafía occidental. También algunos nombres tienen acepción tibetana lo que complica más el asunto.