Pokhara - Lakeside

Nepal - Lugar

Pokhara es la segunda ciudad de Nepal, pero siempre que hablamos de Pokhara hablamos del barrio de Lakeside, junto al Phewa-Tal (lago), donde se concentra el turismo y donde encontraréis gran cantidad de hoteles, guest-houses, restaurantes de todo tipo y condición, cafés, bares de copas y música en directo, tiendas, librerías y «german bakery» distribuidas por su avenida principal y las calles adyacentes, por lo que es muy difícil perderse.

Es una población tranquila, justo lo contrario de Kathmandu. Podréis relajaros en cualquiera de sus terrazas, pasear por el lago, hacer un suave recorrido en bicicleta, navegar hacia el templo de Barahi Mandir situado en una pequeña isla o, si deseáis una experiencia más trepidante, saltar en tándem-parapente desde Sarangkot en lo que es una de las actividades estrella de Pokhara.

Alrededor del paseo del lago han proliferado algunas terrazas tipo chill-out para comer, tomar un té, una bebida, etc. A veces hay alguien que toca música improvisadamente, o puede haber alguna actuación. Como todo Nepal, el turismo chino coge fuerza y ​​los comercios en manos de chinos también, por lo que las cosas van cambiando. Ni mejor ni peor. Algunas partes de Lakeside aún mantienen su ambiente «hippy» o alternativo o como se quiera decir. Podríamos decir que la parte de más al norte es más «fumeta» y que la parte del sur es más «up level», pero sin que ello sea estricto.

 

Pokhara es un lugar tranquilo y bonito para pasear despreocupadamente, descansar, observar los turistas y los locales que trabajan para los turistas. Una opción recomendable y tranquila es coger una bici (pensad que hay algún tramo sin asfaltar) y seguir la pista que bordea lago arriba hacia el norte. También podéis dejar Lakeside y adentraros en Pokhara ciudad, Pokhara Bazar, no muy apartada de Lakeside, donde no veréis demasiados turistas y sí mucha vida local. A pesar de ser ciudad, tiene un ritmo más de pueblo grande. Pokhara además, es el centro de muchas rutas de trek, sobre todo en el área de los Annapurnas, y tiene un entorno rural con muchas opciones, aunque hace falta vehículo para llegar.

 

Los puntos de interés turístico «oficiales» de Pokhara están fuera de Lakeside, pero se pueden visitar en taxi, bus local o bicicleta.

 

La Pagoda de la Paz, que de color blanco seguro que ya habéis visto destacando sobre la montaña al otro lado del lago, fue donada por el Japón, y tiene muy buenas vistas sobre el lago, el valle y las montañas. Hay algún restaurante y café cerca. Hay una carreterita que sube hasta allí, pero se puede subir a pie desde la carretera principal y también hay un sendero que va por el lado del lago hasta un pequeño embarcadero.

 

La Cascada de Davi (Davi’s Fall), un gran agujero en la roca del suelo que literalmente engulle todo el Pardi Khola (río) que viene del lago y donde la tradición dice que una chica suiza que se llamaba Davi perdió la vida hacia allá los años 60. 150 metros más allá, al otro lado de la carretera, el río vuelve a salir a la superficie en la cueva Gupteshwor Mahadev, con sus rocas con vetas de colores y muchos murciélagos.

 

Cerca de la Davi’s fall está el Campo de Refugiados Tibetanos de Tashi Ling, En realidad es un pequeño pueblo que sobrevive con la venta de artesanía y bisutería tibetana. Los pueblos de refugiados son una realidad en Nepal, siendo el país con la comunidad mas grande por razones obvias, sin embargo, sus condiciones se están poniendo difíciles debido a la presión que el gobierno chino ejerce sobre el de Nepal, tan necesitado por otra aparte de sus inversiones.

 

Naturalmente en el lago podéis pasear en las típicas barcas de madera, veréis diferentes embarcaderos donde se puede alquilar barca y barquero. Situado en una isleta en medio del lago está el pequeño templo hindú de Barahi Mandir, donde siempre hay algunos devotos y turistas.

 

La actividad estrella de Pokhara para los turistas es volar en tándem-parapente desde Sarangkot hasta el lago. Hay diferentes compañías que ofrecen esta actividad y cada vez hay más pilotos locales, lo que es una buena noticia. Los precios están fijados entre todas las empresas y te recogen y devuelven a tu alojamiento. Naturalmente os lo podemos gestionar sin sobrecoste.

 

Un lugar de interés, sobre todo para los alpinistas, puede ser el Museo Internacional de las Montañas donde hay muestras de diferentes hábitats de montaña de todo el mundo, pero sobre todo un repaso a la conquista de las cumbres del Himalaya, destacando sus cimas de más de 8000 metros, con fotografías y material de la época… aparte de un yeti.

 

Para los que viajáis con niños o os gusten las mariposas, es curiosa una visita al pequeño Museo del Annapurna donde, entre otras cosas, destacan unas divertidas figuras que representan animales de la zona, y sobre todo con una gran colección de mariposas y otros insectos bastante espectaculares. El Museo del Annapurna se encuentra hacia el norte, casi saliendo ya de Pokhara Bazar y en el interior del campus de la Universidad Prithvi Narayan de Pokhara por Nadipur Road, por lo que se puede ir aprovechando una visita a Pokhara Bazar.

 

Si seguimos un poco más al norte encontraremos el pequeño Museo Gurkha (también Gorkha). No es que el museo sea especialmente interesante, pero sí que nos acerca a esta realidad del país, los regimientos de combate Gurkha del ejército británico e indio formado por jóvenes nepaleses que cada año, a miles, intentan superar las pruebas para ser admitidos. Convertirse en Gurkha es una gran oportunidad para buena parte de los jóvenes en un país donde el futuro no lo tienen nada fácil. Ser Gurkha en el ejército británico o indio es todo un estatus social en Nepal, aunque la realidad naturalmente no es tan bonita: Los Gurkha son la primera línea de combate en los conflictos bélicos del Reino Unido.

 

Ya en las afueras de Pokhara, siguiendo dirección norte por la carretera de Baglung, se encuentra el gran monasterio budista tibetano de Pema Ts’al Sakya donde se da educación gratuita a cientos de niños de los campos de refugiados tibetanos y de familias desfavorecidas de zonas de montaña. Justo al lado del monasterio está el campo de refugiados tibetanos de Tashi Palkhel que, al igual que el de Tashi Ling, es como un pequeño pueblo donde los refugiados sobreviven haciendo trabajos varios y venden artesanía. Hacia las 16h (puede variar), como en buena parte de los monasterios budistas, se hace la «puja», la oración de sutras, que puede ser en el templo del monasterio o en el Jangchub Choeling Gompa (templo) del campo de refugiados.

 

Y todo sin olvidar que por los alrededores hay visitas interesantes como puede ser ir a ver la salida del sol en Sarangkot y alargar la jornada, si se quiere, caminando hacia Naudanda, o acercarse al Bengas Tal (lago) donde hay rutas interesantes, o si sois amantes de la BTT recorrer diferentes lugares que quizás no veríais a pie o subir la adrenalina con descensos de Copa del Mundo, teniendo en cuenta también que Pokhara es el centro de todos los treks por el sur del Annapurna, como son los de Ghandruk y Poon Hill, Lwang y Jhinu, Australian Camp, Panchase, Mardi Himal, Khopra Ridge y todas sus combinaciones posibles.