Gran Tíbet

Tíbet - Viaje

Un poco más allá de los itinerarios más clásicos por el Tíbet, el programa que tenéis en vuestras manos transita por las tierras más al norte de Lhasa y relativamente poco visitadas por los turistas occidentales. El itinerario forma un amplio círculo para llegar hasta el inmenso lago Nam-Tso para descender desde allí en dirección suroeste para llegar como punto culminante a los pies del Everest, en el monasterio más alto del mundo, el viejo Rongbuk, en un recorrido sobrecogedor por el techo del mundo, en medio de un paisaje árido y helado, con montañas de más de 8000 metros como telón de fondo y horizontes amplísimos.

Duración total de 17 días / 16 noches (13 días en el Tíbet + 4 días en Nepal)

Noche a altitud más elevada a 4980m

Guía local en inglés

Alojamientos en hoteles y guest-houses

Traslados en vehículo privado. Largos recorridos por carretera en relativamente buen estado

Recomendable de marzo a noviembre, en invierno las temperaturas son gélidas

El Tíbet siempre ha llenado nuestra mente con imágenes de monjes budistas recitando mantras, caravanas de yaks por tierras heladas, banderolas de oración cimbreando al viento, amplios horizontes barridos por el viento y las altas cumbres del Himalaya de fondo. El Tíbet es un inmenso territorio situado en uno de los lugares más duros para vivir de la tierra. Sin embargo, o quizás gracias a esto, ha generado -y también expandido- una cultura milenaria muy particular, y en el fondo, una manera de ver y comprender el mundo. Es en el Tíbet donde el budismo alcanza un grado de integración en la sociedad, un misticismo y un modo de expresión que no se encuentra en otros países.

Lhasa, la capital del Tíbet no sólo administrativamente sino también religiosa, vale por si misma un viaje. Con el templo de Potala dominándola sobre sus calles, edificios y templos, donde uno se siente absorbido por su poder espiritual. Es también aquí donde más se vive el conflicto y el choque de la personalidad tibetana con las autoridades chinas, presentes en el Tíbet desde su invasión en el año 1950. Una integración del Tíbet en China que, si bien ha traído ventajas económicas, tecnológicas, de modernidad y de infraestructuras, no ha sabido -ni querido- ser respetuosa con su cultura y modos de vida ni desde luego con las libertades elementales.

Con el fin de la era Mao y la revisión «no oficial» de los desmanes de la revolución cultural, China fue entrando en una paulatina «normalización» y la región del Tíbet fue abierta para el turismo internacional en 1980, aunque no se puede viajar por el Tíbet de forma independiente.

En los últimos años y coincidiendo con la apertura y el incremento del turismo, se han apresurado a reconstruir todo aquello que se había destruido y a «normalizar» la situación. Normalizada entre comillas, porqué si bien hay un relativo entendimiento y adaptación entre las dos comunidades, las autoridades chinas mantienen una política imprevisible en este territorio, siempre susceptibles a cualquier conato de rebeldía por parte de la comunidad tibetana.

 

Nepal sigue siendo la puerta de acceso al Tíbet más lógica para los europeos, puesto que un enlace en un aeropuerto en China nos implica bastantes horas extras de vuelo desde Europa. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la embajada de China tarda tres días laborables en tramitar el visado y el permiso de entrada en el Tíbet, obligando a permanecer en Nepal al menos estos tres días antes de partir a Lhasa. Una buena excusa para visitar, aunque sea brevemente, las poblaciones de Bhaktapur, Patan y Kathmandu.

 

El territorio del Tíbet es inmenso e inabarcable y viajar por Tíbet representa recorrer muchos kilómetros. Sin embargo, hemos diseñado nuestros itinerarios para que las distancias por carretera sean razonables y podamos disponer de tiempo suficiente para visitar nuestros destinos con cierta calma y poder dedicar tiempo a perdernos un poco más allá del entorno meramente turístico y no pasarnos toda la jornada encerrados en nuestro vehículo. Nos movemos siempre por encima de los 3500m de altitud, por lo que la temperatura siempre será acorde a esta elevación.

 

Disfrutad de vuestro viaje, llevaros como recuerdo en vuestro interior esta amplitud, esta atmósfera, estos paisajes, su gente y, sobretodo, la energía que subyace en un territorio como el Tíbet.

día 1

 

Llegada a Nepal, Bhaktapur

día 2

 

Bhaktapur – Patan

día 3

 

Kathmandu

día 4

1

Kathmandu – Vuelo a Lhasa (3650m)

día 5

2

Lhasa (Potala, Jokhang y Barkhor)

día 6

3

Monasterio de Ganden – Monasterio de Drigung Til (4465m) – Terdrom (4325m) ~170km

día 7

4

Terdrom – Monasterio de Reting (4150m) – Damxung (4290m) ~190km

día 8

5

Damxung – Lago Nam-tso (4720m) – Lhasa ~310km

día 9

6

Lhasa – Shigatse (3840m) ~280km

día 10

7

Shigatse – Tingri Shelkar (4300m) ~235km

día 11

8

Tingri – Monasterio de Rongbuk (4980m) ~110km (campo base del Everest)

día 12

9

Campo Base del Everest – Monasterio de Sakya (4350m) ~235km

día 13

10

Sakya – Gyantse (3975m) ~245km

día 14

11

Gyantse – Lhasa ~265km

día 15

12

Lhasa (Norbulinka, Deprung y Nechun)

día 16

13

Lhasa – Vuelo a Kathmandu

día 17

 

Vuelo de regreso

EL PRECIO INCLUYE
·       Todos los transfers y rutas en vehículo privado

·       Vuelo Kathmandu – Lhasa – Kathmandu (la tarifa puede variar)

·       Visado de entrada a China y permiso al Tíbet

·       Guía local de habla inglesa durante todo el viaje en el Tíbet

·       Guía de acompañamiento a la llegada a Nepal

·       1 noche con desayuno en Bhaktapur

·       1 noche con desayuno en Patan

·       2 noches con desayuno en Kathmandu

·       5 noches con desayuno en Lhasa

·       1 noche de alojamiento y desayuno en Terdrom

·       1 noche de alojamiento básico y desayuno en Damxung

·       1 noche con desayuno en Shigatse

·       1 noche con desayuno en Tingri Shelkar

·       1 noche con desayuno en Sakya

·       1 noche de alojamiento básico con desayuno en Rongbuk

·       1 noche con desayuno en Gyantse

·       Entradas incluidas en todas las visitas de Tíbet (hay lugares en los que hay que pagar para tomar fotos o video).

·       Entrada a Bhaktapur en Nepal

·       Tasas gubernamentales y VAT

·       Salario, comida, alojamiento y seguro para todo el staff

 

EL PRECIO NO INCLUYE
·       Vuelo internacional del punto de origen a/desde Nepal

·       Visado de entrada a Nepal

·       Comidas y cenas si no se indican

·       Propinas al staff

·       Bebidas, llamadas de teléfono, conexión a internet y cualquier otra necesidad de tipo personal

·       Seguro médico y/o de viaje.

·       En general ningún concepto no especificado en el programa, así como cualquier tipo de asistencia personal al viajero para asuntos ajenos al programa de este viaje.

Visado y permiso de entrada a Tíbet -MUY IMPORTANTE-

El visado a China y el permiso a Tíbet deben tramitarse con antelación a la llegada a Nepal, pero nunca en la embajada China en el país de origen, puesto que por razones que se nos escapan, no sirve.

Tened en cuenta que el tiempo de tramitación del visado es de entrada al Tíbet en la embajada china de Kathmandu es de 3 días laborables, por tanto, es MUY IMPORTANTE que tengáis el pasaporte y las fotografías preparados a vuestra llegada a Kathmandu, ya que os los recogeremos inmediatamente para llevarlos a la embajada de China.

Tened en cuenta además que la embajada cierra por las tardes, por lo que, si no llegáis por la mañana, habrá que sumar otro día.

MIRAD LA INFORMACIÓN QUE HAY EN NUESTRO WEB SOBRE ESTE PARTICULAR.

 

* NOTA SOBRE LOS VUELOS KATHMANDU – LHASA:  La frecuencia y periodicidad de los vuelos en Kathmandu y Lhasa es variable y debe ser consultada en el momento de confirmar el viaje, ya que puede no haber vuelos todos los días.

Como ves, aquí NO tenemos el clásico botón de «reserva ahora» y tampoco estamos en plataformas de venta online por el mismo motivo: NOS GUSTA HABLAR CONTIGO.

Contacta con nosotros para obtener el dosier completo de este itinerario, pídenos toda la información que necesites y haznos todas las preguntas que te surjan.