Bhutan

Bhutan, Druk-yul, es la tierra del «Dragón del Trueno, el emblema que figura en su bandera y los Druk-pa son sus habitantes. Fue uno de los países más aislados del mundo hasta que se permitió la entrada del turismo en la década de los 70, estando aún muchas zonas del país restringidas. Este hecho ha preservado sus tradiciones y su cultura de la influencia occidental, a la vez que se ha convertido en el principal polo de atracción para los turistas. Y Bhutan ha sabido aprovecharlo con una buena organización turística y unas tasas no aptas para todos los bolsillos, de manera que es un destino relativamente caro y exclusivo, pero permite que su maltrecha balanza comercial empiece a recuperarse en un país donde el 80% de la población vive de la agricultura.

Sus tradiciones y su cultura han pervivido bastante inmutables durante siglos, y en realidad muchas de ellas se encuentran reguladas por ley, desde la indumentaria en determinadas situaciones, hasta la forma de construir las casas.

Con una población muy escasa de unos 700 mil habitantes, destaca por querer tomar su propio camino entre sus poderosos vecinos, India y China. Bhutan se hizo famoso por su FIB, el índice de Felicidad Interior Bruta, en contraposición al PIB, incluido en su constitución y proclamado en 1974 en el discurso de coronación de su cuarto rey. Para los gobernantes de Bhutan no tiene mucho sentido vivir y trabajar sólo para producir más (PIB), sino que se debe vivir para ser más feliz (FIB). Es una democracia desde el año 2008, pero curiosamente lo es por empeño de su monarca y en contra de la voluntad del pueblo que no lo consideraba necesario. Un rey, o podríamos decir mejor, una pareja real, venerada y amada por la población.

Bosques frondosos y altas cumbres del Himalaya al norte definen un paisaje majestuoso, casi no perturbado por las pocas carreteras existentes, gente amable y tranquila recibirán al viajero que emprende el camino por el llamado último Shangri-la de la tierra.

Aquí tenéis unas breves notas de viaje e información útil para vuestro viaje a Bután, pero ya que tenéis que hacer una breve estancia en Nepal, que es la puerta de entrada y salida de Bhutan, también os añadimos un poco de información útil sobre Nepal.

Visado de entrada en Nepal

Para entrar tanto en Nepal como en Bhutan el pasaporte debe tener una vigencia mínima de seis meses desde la fecha de entrada al país.

El Visado de Nepal se tramita fácilmente a la llegada al aeropuerto. Actualmente son US$ 30/50/125 para 15/30/90 días de estancia respectivamente.

Han implantado recientemente la solicitud de visado online. Debéis entrar en online.nepalimmigrakon.gov.np/tourist-visa y rellenar el formulario para descargar un pdf al final del proceso que deberéis imprimir y llevar. Podéis realizar la operación no antes de 15 días de vuestra llegada a Nepal. Si el proceso online falla (a veces pasa) pedirnos la hoja con un formulario que deberéis rellenar y pegar una fotografía.

Sea como sea, tendréis una hoja con la solicitud del visado. Una vez en la sala de inmigración deberéis rellenar otro pequeño formulario y dirigiros al mostrador donde se paga la tasa, para luego acceder a las ventanillas donde os tramitarán el visado, que están diferenciadas en función de la duración de vuestra estancia. Recientemente han instalado además unos terminales para aquellos que no tengan ni la hoja ni la foto puedan escanear el pasaporte y obtener la hoja de solicitud.

Se puede pagar en euros y en otras monedas, pero el precio fijado está en dólares, por lo que pagar en otras monedas puede tener un «redondeo». Si tenéis dólares pagar en dólares, pero si no tenéis, no cambiéis expresamente.

Si queréis podéis consultar la información en: nepalimmigration.gov.np y consuladodenepal.org

Visado de entrada en Bhutan y formalidades de aduana

Se tramita el visado antes de viajar a Bhutan, y lo solicitamos nosotros. Simplemente debéis proporcionar una copia o escáner de la página principal de vuestro pasaporte con el que solicitaremos la carta de permiso de visado y demás papeleo al ministerio de asuntos exteriores de Bhutan desde donde nos enviarán la autorización.

A vuestra llegada al control de inmigración de Bhutan os solicitarán dicho permiso de visado que os habremos facilitado, y os extenderán el sello del visado en vuestro pasaporte. También deberéis rellenar un impreso con un listado de lo que entráis en el país, este documento sirve para evitar la importación/exportación ilegal y deberéis consignar vuestras pertenencias de valor y material electrónico básicamente. No perdáis este documento ya que se os pedirá a la salida, en el caso de pérdida comunicarlo cuanto antes a vuestro guía ya que implicará problemas y habrá que hacer algunas gestiones.

Por otro lado, son muy rigurosos con las antigüedades. Si compráis algún objeto de artesanía que parezca antiguo debéis obtener un documento donde se detalle claramente el vendedor y donde se certifique que no es un objeto antiguo, especialmente cuando se trate de figuras religiosas. Consultad a vuestro guía en caso de duda.

Aviso a fumadores (IMPORTANTE)

En Bhutan está estrictamente prohibido fumar en la calle y en público y la venta de tabaco está prohibida. Así las cosas, solo os queda traer el tabaco con vosotros, pero debéis saber que lo máximo permitido es un cartón, o lo que es lo mismo, 200 cigarrillos, pero tened en cuenta que se os cargará una tasa de importación, mientras que entrar un paquete o dos suele estar libre de impuestos.

En cualquier caso, la prohibición de fumar en un lugar público, lo que quiere decir a la vista de la gente, no debéis tomárosla a la ligera. Cada año varias personas son sorprendidas fumando en ligares públicos debiendo pagar una multa por ello. Podéis fumar -sin hacer ostentación de ello- en el balcón o ventana del hotel… o en medio del bosque.

Dinero / divisas

La moneda de Bhutan es el Ngultrum (BTN) y el cambio suele rondar los 75 ngultrums por euro. En realidad, la mayor parte del gasto ya estará pagado, ya que como sabéis la política de turismo de Bhutan está organizada de acuerdo al «todo incluido». Solo deberéis pagar vuestros extras, como pueden ser alguna bebida, compras de recuerdos, etc. por lo que no vais a necesitar mucho dinero en metálico. Aseguraros de los precios antes de comprar.

Podéis cambiar en el aeropuerto, en bancos que encontraréis en Thimphu y Paro básicamente. También en algunas tiendas de Thimphu podéis obtener cambio, que generalmente será algo mejor que en los bancos. También se admite la rupia india, que deberíais llevar en billetes pequeños y ciertos importes, como la propina al guía, pueden ser pagados directamente en dólares.

 

En Nepal se usa la Rupia Nepalí (NPR) y en general sólo usaréis los billetes, que van desde 5NPR a 1000NPR. En algunas zonas remotas o durante los treks puede ser difícil encontrar cambio de billetes grandes, así que es conveniente llevar un poco de provisión de billetes pequeños, pero en Kathmandu, Pokhara, Patan o Bhaktapur no habrá problema e incluso en algunos restaurantes aceptan el pago con Dólares o Euros, aunque siempre os recomendamos que paguéis en la moneda local, pagaréis el precio real y es una señal de respeto hacia el país.

Hay innumerables pequeñas oficinas de cambio en Kathmandu, Patan, Bhaktapur y Pokhara, que veréis por sus paneles en la calle donde indican el tipo de cambio que aplican en el día para cada divisa. Hay muy poca diferencia entre ellas o ninguna y son fiables. Naturalmente en el aeropuerto tenéis oficina de cambio, pero con una relación algo peor, mientras que cambiar en los bancos siempre supone un pequeño ahorro, pero es tan pequeño que no compensa el tiempo invertido. Muchos hoteles ofrecen valores de cambio parecidos a los de las pequeñas oficinas, pero suelen aplicar una comisión.

Cajeros automáticos

En Bhutan hay cajeros automáticos básicamente en Thimphu, Paro y algún otro, pero no confiéis vuestro sistema para disponer de metálico en ellos, ya que pueden no funcionar con vuestra tarjeta, o presentar cualquier otro problema. Pensad en ellos solo para casos de emergencia. En Bhutan aceptan las tarjetas de crédito occidentales, por lo menos en teoría, pero no las de débito. La mayoría de establecimientos de venta de artesanía admiten el pago con tarjeta.

 

En Nepal cada vez hay más cajeros automáticos y muchos de ellos se encuentran en los llamados «ATM lounge» donde encontraréis cajeros automáticos de diferentes bancos. Es más que probable que descubráis que vuestra tarjeta no funciona en un cajero, ni en el siguiente, ni en el…. pero no desesperéis, acabará funcionando en alguno, aunque también os recomendamos que no confiéis vuestro viaje al uso de cajeros y debéis tener en cuenta los frecuentes cortes de luz que pueden hacer los cajeros inoperativos. Nepal es un país relativamente seguro por el que nos solemos mover con cierta cantidad de dinero en metálico.

Propinas

En Bhutan se supone que la propina es absolutamente optativa, pero la verdad es que durante los últimos años es algo que la mayoría de guías, conductores, hoteles y otras personas implicadas en servicios turísticos esperan. A nivel general parece que entre 7 y 10 dólares al día por grupo sería lo esperado, pero valorar el servicio ofrecido. En hoteles encontraréis el «tip box» o podéis dejar algo de dinero en la habitación como es costumbre en Asia. La propina se suele entregar dentro de un sobre.

 

En Nepal la propina forma gran parte del sueldo final de un trabajador, por lo que esperarán la propina como parte de su salario. Para un guía turístico a nivel orientativo suelen ser unas 300 o 400 rupias por día de viaje y persona. A los conductores un poco menos.

Igual que los maleteros en los hoteles, algunos guías locales también pueden esperar propina pero no será significativa, un detalle de entre 50 a 300 rupias es más que suficiente. En la mayoría de alojamientos y algunos restaurantes hay «cajas para propinas» que se reparten entre los trabajadores. Es optativo de cada uno.

En cuanto a restaurantes se suele redondear al alza o dejar un poco del cambio. Además, la factura suele llevar ya el concepto de “servicio”. De lo contrario es entre un 10% a un 15%. Con los taxis ya habréis negociado un precio cerrado o sea que no es necesario dejar propina.

Móvil e internet

En Bhutan operan dos compañías de teléfono, B-Bhutan que pertenece al gobierno y Tashi Cell que es privada. B-Bhutan tiene mejor cobertura ya que Tashi Cell se ha implantado más tarde. Se pueden comprar fácilmente en Paro y Thimphu con una fotocopia de vuestro pasaporte. Hay diferentes planes de precios, de un día, una semana o un mes. Podéis consultarlos aquí para B-Bhutan www.bt.bt/data/ y aquí para Tashi Cell www.tashicell.com/ussd/dataplan-ussd. Las tarjetas vienen ya cargadas de origen, pero es conveniente que las recarguéis de acuerdo a vuestro consumo previsible y os olvidéis del tema durante el viaje.

En general hay 3G y 4G por las zonas más comunes del país, mientras que naturalmente en las zonas más remotas y de montaña es poco probable obtener conexión de datos. Hay WIFI en la mayoría de establecimientos, pero la conexión de móvil suele ser mucho más rápida y fiable.

Corriente eléctrica

En Bhutan el voltaje es de 230v y de acuerdo al gobierno toda la energía de Bhutan es libre de emisiones de carbono ya que procede de fuentes hidroeléctricas.

Los enchufes más corrientes son el redondo europeo, el de tres puntas redondas que también se encuentra en Nepal y el de tres puntas rectangulares de Gran Bretaña, así que en la mayoría de sitios no necesitaréis adaptador, aunque siempre es conveniente llevarlo. Al igual que en Nepal llevar una regleta para poder enchufar más de un aparato os será de gran utilidad.

 

En Nepal el voltaje es de 220v.

En Nepal casi todos los enchufes que os encontraréis son múltiples, lo que quiere decir que en principio no vais a tener ningún problema con vuestro formato europeo, ya sea de clavija fina o gruesa, si bien es cierto que a veces no quedan muy bien sujetos. Las clavijas planas suelen quedar mejor fijadas. suelen disponer de interruptor por lo que comprobad que realmente llega corriente a vuestro dispositivo ya que si no lo hacéis podéis levantaros por la mañana y ver que la batería no se cargó por la noche.

Otra consideración muy importante a tener en cuenta es que suele haber pocos enchufes, quizás sólo uno, por lo que si tenéis que cargar más de un aparato (casi seguro que sí) llevar un «ladrón» o incluso mejor una pequeña regleta.

 

Comida

La comida de Bhutan suele ser especiada y el chile es un denominador común en todos los platos, la mayoría de los cuales son elaborados en base a arroz al que se acompaña con verduras, carne o ambas cocinadas de diferente manera o con especiado diferente, de una manera bastante similar a la de Nepal.

Naturalmente hay también disposición de comida de estilo occidental e indio en la mayoría de lugares.

 

La cocina nepalí tiene un marcado acento del subcontinente indio, y esto quiere decir que es bastante picante. Pero no desesperéis, siempre podéis pedir que sea menos picante… normalmente.

En Nepal se puede encontrar todo tipo de comida, especialmente en Kathmandu, Pokhara y otros centros turísticos. En restaurantes de carretera o pueblos pequeños la oferta es más restringida.

El plato nacional es el dal-bhat (literalmente lentejas-arroz) arroz blanco acompañado de verduras variadas (lo que llaman «curry») y una sopita de lentejas que en general se mezcla con el arroz. En las casas particulares prácticamente es el plato que se come día sí y día también, mañana y noche.

Clima

El clima en Bhutan depende de la elevación del terreno, ya que pasamos de zonas alpinas en altitudes elevadas al norte a áreas subtropicales en el sur. Mientras que en la parte norte de alta montaña las temperaturas serán frías todo el año (gélidas en invierno) en el sur las temperaturas oscilarán desde los 15 grados de media en invierno a los 30 grados en verano.

Sin embargo, será en las zonas intermedias del centro por donde nos vamos a mover durante la mayor parte de nuestro recorrido. Podemos esperar alguna rara nevada en invierno cuando las temperaturas pueden llegar bajo cero por la noche y ser frescas durante el día, entre 10 y 17 grados de máxima como norma general. Durante la primavera no suele llover demasiado y podemos esperar temperaturas entre 5 grados de mínima y 20 o algo más de máxima.

De julio hasta septiembre, y alargándose cada año más, nos encontraremos con las lluvias del monzón. Pueden ser lluvias fuertes, pero no suelen impedir la realización del viaje ya que la mayoría suceden por la tarde o noche, pero sí que pueden afectar a las carreteras y sobretodo a las pistas sin asfaltar. Las mañanas suelen ser despejadas, con algo menos de visibilidad a larga distancia, pero con nubes que harán que nuestras fotografías sean más espectaculares. Es verdad que no es una época muy recomendable para realizar treks de montaña.

A partir de octubre hasta diciembre encontraremos temperaturas parecidas a las de primavera.

Tened en cuenta que estas temperaturas son medias, lo que quiere decir que puede hacer más frío o más calor en determinados lugares o determinados días.

 

Nepal es un país subtropical, por lo que el clima en las zonas más habitadas suele ser de templado a caluroso y el sol al mediodía aprieta. El verano es la época de lluvias y el monzón visita Nepal normalmente de junio a mediados de septiembre. La lluvia provoca que las temperaturas sean algo más suaves y suelen descargar por la tarde o noche, no causando daños generales muy graves, aunque puntualmente sí lo pueden ser. En julio y agosto se puede viajar a Nepal perfectamente, solo hay que tener en cuenta que puede llover. Por el contrario, veremos todo el paisaje exuberante y muy verde, con abundante agua, pequeñas cascadas y saltos de agua. Si ben no habrá tantas opciones para ver las cumbres del Himalaya, las nubes os darán buenas fotografías.

Aunque en invierno hace frío, no es un frío extremo en las ciudades. En Kathmandu es rarísimo ver nevar, aunque la escarcha sí puede ser habitual en las mañanas de invierno. Evidentemente en las zonas de montaña notamos la diferencia y a partir de 3500m hace bastante frío en cualquier época del año y sobre todo durante las noches.

Equipo general recomendado

Teniendo en cuenta lo descrito acerca del clima tanto en Bhutan como en Nepal, que tampoco es tan diferente, os aconsejamos algunas piezas para incluir en vuestro equipo personal y/o equipaje. Naturalmente la decisión final es vuestra valorando tanto la época en la que vais a viajar finalmente como vuestro grado de sensibilidad al frío o al calor:

 

  • Camisetas de manga corta confortables y pantalones ligeros.
  • Un jersey ligero para el fresco que puede hacer por la mañana o al anochecer.
  • Un jersey, chaqueta de abrigo, anorak o chaqueta ligera de plumas para frío más riguroso.
  • Paraguas o chubasquero para las lluvias ocasionales… O no tan ocasionales.
  • Una pequeña linterna será muy útil en unas calles poco (o nada) iluminadas de noche y para los posibles cortes de luz.
  • Recambio de baterías y regleta o ladrón para poder enchufar varios aparatos a la vez, recordad que hay pocos enchufes en las habitaciones.
  • Gafas de sol y protección solar para la piel y los labios si vais a zonas de montaña. A mediodía el sol puede ser intenso en cualquier parte.
  • Pequeño botiquín, con tijeras, pinzas, tiritas, antiséptico, y un poco de las medicinas básicas: paracetamol, ibuprofeno, antihistamínicos y antidiarreico
  • Un pequeño costurero siempre te salva de un apuro
  • Si vuestro itinerario incluye trek o dormir en casas particulares un saco fino de tela os puede hacer sentir más confortables.

Sanidad

No existe actualmente ningún requisito médico y de vacunas para entrar ni en Nepal ni en Bhutan. Ambos países son relativamente seguros y están libres de malaria desde hace bastantes años. Si bien no existe el riesgo cero, no es un asunto que deba obsesionaros.

Como es habitual os recomendamos que obtengáis un seguro médico que os cubra ambos países en los que os cubran cualquier gasto médico, grande o pequeño, y la repatriación en caso necesario. También como siempre es algo que esperamos no tengáis que utilizar en absoluto. Desde la agencia os facilitaremos en toda la gestión, el acompañamiento y la obtención de los papeles necesarios para recuperar los importes abonados, pero os recomendamos que siempre lo primero que debéis hacer en caso de vicisitud es poneros en contacto con vuestro seguro.

Hay farmacias donde podéis encontrar la mayoría de los medicamentos básicos que podáis necesitar en vuestro viaje, aunque necesitaréis saber el nombre genérico. Son medicinas seguras, a buen precio y que se venden por «blísters», no por cajas.