Bhaktapur

Nepal - Lugar

Bhaktapur es una población newar preciosa y muy tranquila que se puede visitar relajadamente. Está llena de espacios interesantes y no suele estar masificada por turistas, pero, aun así, es a primera hora de la mañana o al anochecer cuando tiene una atmósfera especial, ya que los grupos no se quedan a dormir, cosa que recomendamos. La tradición newar es muy fuerte aquí, así que no es raro encontrarse con pequeños acontecimientos de carácter religioso que suelen ser al amanecer o a última hora del día.

Fue ciudad real y es la mejor conservada de todas ellas, con sus templos, palacios, la puerta dorada, … Toda ella es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el recinto monumental es de pago, por lo que no hay que olvidar llevar la entrada encima. Pero Bahktapur no es sólo un conjunto monumental impresionante, es también un pueblo normal, donde la gente vive y trabaja. Hay poco tráfico, por lo que es un lugar único e ideal para pasear sin preocupaciones. Es un buen lugar para comprar pequeños detalles de cerámica, ya que toda la zona es famosa por sus trabajos de alfarería y que encontraréis especialmente en una de sus plazas donde hay cerámica secándose por todos lados y los hornos artesanales para cocerla. Más allá del recinto monumental también hay espacios interesantes y sin turistas, como puede ser el Hanuman Ghat en el río, huertos donde los lugareños trabajan, algún «pokhari» (grandes pozos abiertos o cisternas), y en definitiva la vida más «real» de una población de Nepal.

Si os gusta el yogur, no podéis dejar de probar el «yo-yo-dado» (o King Kurd). El yogur de toda la zona de Bhaktapur es famoso, muy bueno y seguro de tomar. Encontraréis pequeños establecimientos más allá del acceso principal, donde se sirve en tarrinas de cerámica, ya sean individuales o de hasta 1Kg. Os volveréis adictos.

Bhaktapur está cerca de Kathmandu y se llega por carretera en un recorrido que no debería durar más de 45 minutos desde Thamel, pero que puede alargarse bastante si el tráfico se colapsa, cosa que no es raro que suceda.